El Libro de la Abeja es una colección de textos teológicos e históricos recopilados por el obispo de Basrah nestoriano Salomón de Akhlat en el siglo XIII. El libro consta de 55 capítulos en discusiones sobre diversos temas, incluyendo la creación, el cielo y la tierra, los ángeles, la oscuridad, el paraíso, patriarcas del Antiguo Testamento, los acontecimientos del Nuevo Testamento, las listas de reyes y patriarcas, y el último día de la resurrección.

El libro fue escrito originalmente en siríaco y ha sido traducido al Inglés y árabe.

Leer texto completo en inglés edited and translated by Earnest A. Wallis Budge, M.A.[Oxford, the Clarendon Press] [1886]

TRADUCCIÓN PROPIA:

CAPÍTULO LIII

DEL FIN DE LOS TIEMPOS Y EL CAMBIO DE REINOS; DESDE EL LIBRO DE METODIO, OBISPO DE ROMA.

En este séptimo y último milenio será destruido el reino de los persas. En él estarán los hijos de Ismael, saldrán desde el desierto de Yatrib (al-Medinah), y todos ellos vendrán y se reunieron en Gabaa de Ramá, y allí habrá el gran reino de los griegos, que destruyó los reinos de los hebreos y los persas, será destruido por Ismael, el asno salvaje del desierto; en el furor se le enviará contra toda la tierra, desde el hombre hasta la bestia y los árboles, y será un castigo despiadado.

Rama.jpg

No es porque Dios los ama sino que Él les ha permitido entrar en los reinos de los cristianos, por causa de la iniquidad y el pecado que es forjado por los cristianos, como el  que nunca se ha forjado en cualquiera de las primeras generaciones. Ellos están locos de embriaguez y de la ira y la lascivia desvergonzada; que tienen relaciones sexuales con otros perversamente, un hombre y su hijo se destinan a la fornicación con una mujer, el hermano y la esposa de su hermano, hombre con hombre y mujer con mujer, en contra de la ley de la naturaleza y de la Escritura, como el bienaventurado Pablo tiene dijo: “Hombre con el varón realmente trabajó la vergüenza, y asimismo la mujeres trabajó la lascivia, y, contrario a la naturaleza, tuvo relaciones sexuales  una con otra. Por lo tanto, han traído sobre sí mismos la recompensa del castigo que se encuentra por su error, las mujeres como a los hombres, y por lo tanto, y de ahí Dios los entregará a la impureza de los bárbaros, que sus mujeres pueden ser contaminadas por los hijos de impureza, y los hombres se pueden sujetar al yugo de tributo; entonces, los hombres venden todo lo que tienen y lo dan a ellos, pero no serán capaces de pagar la deuda de los tributos, hasta que  dan también a sus hijos a ellos como esclavos. Y el tirano exaltará a sí mismo hasta que él exige tributo y capitación por los muertos que yacen en el polvo, oprimiendo primero los huérfanos y a las viudas defraudando. No tendrán piedad de los pobres, ni van a apiadarse de los miserables; no van a aliviar a los afligidos; van a golpear a las canas de los ancianos, despreciar a los sabios, y honrar a los necios; van a burlarse de los que enmarcan las leyes, y el pequeño será estimado por los grandes, y el despreciado como el honorable; sus palabras cortan como espadas, y ninguno que será capaz de cambiar la fuerza persuasiva de sus palabras. La trayectoria de su castigo será de mar a mar, y de este a oeste y de norte a sur, y al desierto de Yatrib. En sus últimos días habrá gran tribulación, los ancianos y las ancianas tienen hambre y sed, y torturado en obligaciones hasta que consideren feliz al muerto. Ellos rasgarán a la mujer embarazada, y arrancarán a los bebés lejos de los pechos de sus madres y los venderán como bestias, y los que son de ninguna utilidad para ellos serán lanzados contra las piedras. Ellos matarán a los sacerdotes y diáconos en el santuario, y van a estar con sus esposas en las casas de Dios. Ellos harán ropa para ellos y sus esposas fuera de las santas vestiduras, y se esparcirán sobre sus caballos, y trabajan impureza sobre ellos en sus camas. Traerán su ganado en las iglesias y altares, y van a atar a sus perros sobre los santuarios de los santos. En esos días se entristeció el espíritu de los justos y de los que están bien versados en los signos. El débil negará la verdadera fe, la cruz santa, y los misterios que dan vida; y sin compulsión muchos negará a Cristo, y será rebeldes y calumniadores y jactanciosos, negando la fe. Con este castigo los cristianos serán juzgados. Para entonces los justos, los humildes, los pacíficos y los mansos no serán de mucha demanda, pero los mentirosos y calumniadores y acusadores y perturbadores y los obscenos y los que están desprovistos de piedad, y los que se burlan de sus padres y de blasfeman los misterios vivificantes. Y los verdaderos creyentes entrarán en problemas y persecuciones hasta que desesperan de sus vidas. Honor será quitado de los sacerdotes, y los pastores se convertirá como el pueblo. Cuando la medida de su (es decir, los ismaelitas ‘) victoria es completa, la tribulación aumentará, y el castigo se duplicará sobre el hombre y la bestia. Y habrá una gran hambre, y los cadáveres de los hombres se encuentran en las calles y plazas sin que nadie los entierre y (sólo) el ajuste de cuentas se desvanecerá y desaparecerá de la tierra, y los hombres deberán vender su bronce y su hierro y sus ropas, y darán a sus hijos y sus hijas a gusto al pagano. Un hombre se acostará en la noche y levantarse en la mañana, y encontrará a dos o tres exactores y oficiales para llevarlo por la fuerza; y dos o tres mujeres se lanzan a un hombre y decir: “Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestro ropaje”, solamente vamos a tomar refugio debajo de tus faldas. Cuando los hombres son oprimidos y golpeados, y tienen  hambre y sed, y son atormentados por ese amargo castigo; mientras que los tiranos viven lujosamente y disfrutan de sí mismos, y comen y beben, y se jactan de la victoria que han ganado, con las naciones y los pueblos destruidos, y adornarse como novias, diciendo: “Los cristianos no tienen Dios ni un libertador; ” luego, de repente se levantará contra ellos dolores como los de una mujer en el parto; y el rey de los griegos saldrá contra ellos en gran ira, y él se despertará como un hombre que ha sacudido su vino. Él saldrá contra ellos desde el mar de los etíopes, y echará la espada y la destrucción en el desierto de Yatrib (NOTA: antes Medina era conocido como Yatrib) y en la morada de sus padres.

saudi-mecca-madina-jeddah-riyadh-map-6001

Llevarán cautivos sus mujeres y sus hijos e hijas en el servicio de la esclavitud, y el miedo de todos aquellos alrededor de ellos caerán sobre ellos, y todos serán entregados en manos del rey de los griegos, y se dará a la espada y al cautiverio y para esclavizar, y su último sometimiento será cien veces más grave que su (ex) yugo. Ellos estarán en dolor de la tribulación de hambre y sed y la ansiedad; ellos serán esclavos a aquellos que los sirvieron, y amargo será su esclavitud. Entonces la tierra que se ha convertido desolada de sus habitantes encuentra la paz y el remanente que aún queda retornará cada hombre a su tierra y a la herencia de sus padres; y los hombres deberán aumentar como langostas sobre la tierra que fue devastada. Egipto será asolada, Arabia será quemada en el fuego, la tierra de Hebrón serán asoladas, y la lengua del mar deberá estar en paz. Toda la ira y la ira del rey de los griegos tendrán curso completo sobre los que se han negado a Cristo. Y habrá una gran paz en la tierra, como el de que no ha sido desde la creación del mundo hasta su fin; ya que es el último de la paz. Y habrá gran alegría en la tierra, y los hombres habitarán en paz y tranquilidad; conventos e iglesias serán restaurados, las ciudades se construyen, los sacerdotes deben ser liberados de impuestos, y los hombres descansarán de la mano de obra y la ansiedad del corazón. Deberán comer y beber; no habrá dolor ni la atención;  y se deben casar con mujeres y procrear niños durante esa paz verdadera.. Entonces se abrirán las puertas del norte, y las naciones saldrán que fueron encarcelados allí por Alejandro el rey.

CAPÍTULO LIV.

De Gog y Magog, que están encarcelados en el norte.

Cuando Alejandro era el rey y tenía sometidos a los países y ciudades, y que había llegado en el Este, que vio en los confines del Oriente esos hombres que son de los hijos de Jafet. Eran más perverso y sucio de todos los (otros) moradores en el mundo; pueblos sucios de apariencia horrible, que comían ratones y cosas que se arrastran por la tierra y las serpientes y los escorpiones. Nunca enterraban los cuerpos de sus muertos, y comían como exquisiteces a los niños que las mujeres abortaron y la placenta. Gente ignorante de Dios, desconocidas con el poder de la razón, pero que vivió en este mundo sin entender como bestias rapaces.Cuando Alejandro vio la maldad de ellos, llamó a Dios en su ayuda, y él reunió juntos y trajo con ellos y sus esposas e hijos, y los hizo entrar, y les encerró dentro de los confines del norte. Esta es la puerta del mundo en el norte, y no hay otra entrada o salida de los confines del mundo desde el este hacia el norte. Y Alexander oró a Dios con lágrimas, y Dios escuchó su oración y ordenó a los dos altas montañas que se llaman ‘los niños del norte,’ y dibujaron cerca el uno al otro hasta que allí permaneciera entre ellos aproximadamente doce codos. Luego se construyó frente a ellos un fuerte bloque, y se hizo para él una puerta de bronce, y untó dentro y por fuera con aceite de Thesnaktîs, por lo que si deben traer hierro (implementos) cerca de ella para forzarlo abrir, que sería incapaz de moverlo; y si deseaban para fundirlo con el fuego, se apagaría; y ni temía las operaciones de demonios ni de brujos, y no iba a ser superado (por ellos). Ahora bien, había veintidós reinos encarcelados dentro de la puerta norte, (NOTA:Leer 22 reyes judíos del viajero Juan de Mandevilley sus nombres son estos: Gog, Magog, Nawal, Eshkenâz, Denâphâr, Paktâyê, Welôtâyê, Humnâyê, Parzâyê, Daklâyê, Thaubelâyê, Darmetâyê, Kawkebâyê, Hombres perro (cinocéfalos ), Emderâthâ, Garmîdô`, caníbales, Therkâyê, Âlânâyê, Pîsîlôn, Denkâyê, Saltrâyê. En el fin del mundo y en la consumación final, cuando los hombres están comiendo y bebiendo y tomando mujeres, y las mujeres se les da a los esposos; cuando se están plantando viñedos y edificios de construcción, y no hay ni hombre impío ni adversario, a causa de la tranquilidad asegurada y cierta paz; De repente las puertas del norte serán abiertas y las multitudes de las naciones que están en prisión allí saldrán. Toda la tierra temblará delante de ellos, y los hombres deben huir y refugiarse en las montañas y en las cuevas y en lugares de enterramiento y en las hendiduras de la tierra; y han de morir de hambre; y no habrá quien los entierre, a causa de la multitud de aflicciones que van a hacer que los hombres sufran. Ellos se comen la carne de los hombres y beber la sangre de los animales; van a devorar a los que se arrastran por la tierra, y cazar serpientes y escorpiones y reptiles que disparan veneno, y se ls comen. Ellos se comen perros y comadrejas muertas, y los abortos de las mujeres con la placenta; van a dar a las madres los cuerpos de sus hijos para cocinarlos, y van a comer delante de ellos sin vergüenza. Ellos destruyen la tierra, y no habrá ninguno capaz de estar delante de ellos. Después de una semana de ese dolor de la aflicción, todos ellos serán destruidos en la llanura de Jope, de allí serán todos aquellos (personas) se reunieron, con sus mujeres y sus hijos y sus hijas; y por el mandato de Dios una de las huestes de los ángeles descenderán y los destruirá en un momento.

CAPÍTULO LV
DE LA VENIDA DEL ANTICRISTO, el hijo de perdición.

En una semana y media a la semana después de la destrucción de estos desgraciados deberá aparecer el hijo de perdición. Él se concibe en Corazín, nacido en Betsaida, y criado en Cafarnaúm. Corazín se alegrará porque fue engendrado en ella, Betsaida porque nació en ella, y Capernaum porque él fue criado en ella; por esta razón nuestro Señor proclamó Ay de estos tres (ciudades) en el Evangelio. Tan pronto como el hijo de perdición se revela, el rey de los griegos subirá y poner en el Gólgota, donde fue crucificado nuestro Señor; y él pondrá la corona real en la parte superior de la Santa Cruz, en la que nuestro Señor fue crucificado; y él extenderá sus dos manos al cielo; y entregará el reino a Dios el Padre. La cruz santa será llevado al cielo, y la corona real con ella; y el rey morirá inmediatamente. El rey que entregará el reino a Dios será descendiente de la semilla de Kûshath la hija del Pîl, el rey de los etíopes; para Armilus(NOTA: Armilus es mencionado en el apócrifo hebreo de Zorobabel pero con connotaciones diferentes(Rómulo) el rey de los griegos tomó Kûshath por mujer, y la semilla de los etíopes se mezclaba con el de los griegos. A partir de esta semilla se levantará un rey que entregará el reino a Dios, como dice el bienaventurado David, ‘Cus entregará el poder de Dios.’ Cuando la cruz se eleva hasta el cielo, inmediatamente cada cabeza y cada gobernante y todos los poderes serán llevado a la nada, y Dios retirará Su cuidado providencial de la tierra.Los cielos estarán impedidos de dejar caer la lluvia caída, y la tierra de produce gérmenes y plantas; y la tierra se mantendrá como el hierro a través de la sequía, y los cielos como el latón. Entonces el hijo de perdición aparecerá, de la semilla y de la tribu de Dan;y él mostrará fantasmas de engaño, y pervertirá al mundo, ya que el simple verá a los leprosos limpiados, a los ciegos con los ojos abiertos, a los paralíticos caminando, los demonios expulsados, el sol cuando él mira se convertirá en negro, la luna cuando mande se convierta cambiada, los árboles poniendo fruto de sus ramas, y la tierra haciendo raíces crezcan. Él mostrará fantasmas de engañoso (de este tipo), pero no será capaz de resucitar a los muertos. Él entrará en Jerusalén y se sentará en un trono en el templo diciendo: “Yo soy el Cristo; ‘ y será llevado en lo alto por legiones de demonios como un rey y legislador, nombrándose a sí mismo Dios, y diciendo: ‘Yo soy el cumplimiento de los tipos y las parábolas. Él pondrá fin a las oraciones y ofrecimientos, como si a su llegada, las oraciones deben ser abolidas y los hombres no necesitarán sacrificios y ofrendas junto con él. Se convierte en un hombre encarnado por una mujer casada de la tribu de Dan. Cuando este hijo de la destrucción se convierte en un hombre, él se hará una morada de  demonios, y todos los trabajos satánicos se perfeccionó en él. Allí se juntarán con él todos los demonios y todos los ejércitos de los indios; y antes de que todos los indios y antes de todos los hombres de la loca nación judía  creer en él, diciendo: “Este es el Cristo, la esperanza del mundo. ‘ El momento del error del Anticristo tendrá una duración de dos años y medio, pero otros dicen que tres años y seis meses. Y cuando todo el mundo está de pie en la desesperación, entonces Elijah (Elías) viene del Paraíso, y condena el engañador y vuelve el corazón de los padres hacia los hijos y el corazón de los hijos a los padres; y se fomentará y fortalecerá los corazones de los creyentes.

CAPÍTULO LVII.

DE la aceleración y la resurrección general, la consumación del mundo material y el COMIENZO DEL NUEVO MUNDO.

DESPUÉS de que Elías venga y conquiste el hijo de perdición, y anima a los creyentes, por un espacio y un tiempo que es conocido sólo para Dios, allí aparecerá el signo viviente de la Cruz de nuestro Señor, honrado y transmitido en alto en las manos del Arcángel Gabriel . Su luz dominará la luz del sol, al reproche y poner a la vergüenza de los infieles y los Judios que crucifican. Tan pronto como la vivificante Cruz aparece delante de nuestro Señor, como dice el doctor, “Su victoria viene antes que Él “, etc., y luego una luz poderosa llenará todo el espacio abovedado entre los cielos y la tierra, el resplandor y la luz de la cual, estará por encima de todas las (otras) las luces; y de repente va el poderoso sonido de la primera trompeta del arcángel oírse, por la cual nuestro Señor dijo: “A medianoche habrá un grito,””He aquí viene el esposo, salid a su encuentro.” “En esta trompeta el sol se oscurecerá, la luna no mostrará su luz, las estrellas se caen de los cielos como las hojas, y las potencias de los cielos serán movidos. La tierra tambaleará y temblará, las montañas y las colinas se derretirán, el mar se altera y hará sonidos terribles que sean escuchados. Los ríos sumerjirán la tierra, los árboles serán arrancados de raíz, edificios caerán, pueblos y aldeas serán volcados, y las altas murallas y torres fuertes serán derribadas. Los animales salvajes y el ganado y las aves de corral y peces deberán llegar a su fin y perecer; y todo será destruido, excepto unos pocos seres humanos que permanecerán con vida, y quienes la resurrección alcanzarán, de quien Pablo ha dicho: “Nosotros, los que se quedan no les alcanzará ese sueño, ‘lo que significa que los que se encuentran con vida en el momento de la resurrección no dormirá el sueño de la muerte; como el apóstol dice de nuevo: “He aquí os digo un misterio; no todos dormiremos, pero todos seremos cambiados ‘.

Como tocando los cielos, algunos dicen que será rasgado, y que las aguas que está sobre el firmamento descenderán, pues no es posible que el contenido de agua pase a través de la sustancia del firmamento. Otros dicen que a medida que el agua pasa a través de un árbol o de una pieza de cerámica, y el sudor a través de la piel, así también los hombres entrarán en el cielo y no ser impedidos, y (de igual manera también) serán las aguas descienden de lo alto. Otros dicen que el firmamento se enrolla como la cortina de una tienda de campaña.

La segunda trompeta es que en que el sonido del cual el firmamento se abrirá, y nuestro Señor aparecerá desde el cielo en todo su esplendor y gran gloria. Él vendrá abajo con la gloria de su divinidad por lo que dos tercios de la distancia entre el firmamento y la tierra, a donde Pablo subió en el espíritu de revelación. Hará entonces un final del hijo de perdición y le destruirá cuerpo y alma, y lanzará a Satán y los diablos en la Gehenna.

La tercera trompeta es la última, en la que los muertos resucitarán, y cambiar los vivos, como dice el bienaventurado Pablo, “Rápidamente, como en un abrir y cerrar de ojos, a la última trompeta cuando suena; y los muertos se levantarán sin corrupción, y nosotros seremos transformados. ” Así que con rapidez y pronto se hará la resurrección de todos los hombres serán forjados, de acuerdo con la naturaleza espiritual del nuevo mundo. Ya que la rapidez de la resurrección superará la rapidez de comprensión y las huestes espirituales solo ven y saben de qué manera se llevará a cabo, cada hombre encontró de pronto de pie en su espiritualidad.  Algunos hombres por lo tanto tienen una tradición que la resurrección del honrado y el justo y los creyentes precederá a la de otros hombres, que son alejados de la fe verdadera; pero de acuerdo con el dictamen de lo verdadero y de la gente en general, la resurrección de todo el género humano tendrá lugar más rápido que un rayo y que un abrir y cerrar de ojos; desde la generación de Adán hasta la última generación que ellos se levanten a la última  trompeta.

Y aunque, de acuerdo con la opinión del Expositor, muchos sonidos se escucharán en esa noche, cada uno de los cuales es una señal de lo que sucederá, sin embargo, de acuerdo con el consentimiento de la mayor parte de los expositores y de la Escritura, tres trompetas distintos sonarán por el cual toda la obra de la resurrección sera completada y finalizada. Miguel el expositor y exegeta, sin embargo, dice lo contrario en el libro de preguntas, hablando de la siguiente manera: “El mundo no pasará y ni será disuelto antes de la vivificación de los muertos, pero la venida de nuestro Señor se verá en primer lugar, que vendrá con las huestes espirituales; e inmediatamente el poder de nuestro Señor obligará a la tierra a renunciar a las partes de los cuerpos de los hombres que han sido muertos y se han convertido en polvo y ceniza dentro de ella; y habrá un proceso y preparación de las almas para recibir sus cuerpos todos juntos. Si antes de la vivificación de los muertos, el mundo y todo lo que está en ella iban a perecer,  de dónde rezan que se levantaran los muertos? Los que dicen que el mundo se acabará antes de la vivificación de los muertos son tontos y simplones; ya que Cristo no hará que el mundo fallezca antes de la vivificación de los muertos, sino que será en primer lugar levantar a los muertos, y los hombres se vean con los ojos el fallecimiento del mundo, el desarraigo de los elementos, y la destrucción de los cielos y la tierra y el sol y la luna y las estrellas; y desde aquí el dolor comenzará a reinar en la mente de la alegría malos, y una alegría sin fin en la mente de los justos.

NOTA: Es preciso señalar que esta visión de los fin de los tiempos es muy parecidas a las de los mahometanos , el rey griego equivaldría al mahdi musulmán.

Anuncios