NOTA:  Los Capítulos de Rabbí Eliezer es un clásico de la literatura midrásica judía.Se trata de un midrás medieval, colección de tradiciones palestinas muy antiguas, que —según se cree— arrancaron en, o pasaron por Rabbí Eliezer ben Hyrqanos que fue un famoso maestro del siglo d. C. Discípulo de Yojanán ben Zakkay, de la generación que vio la destruc­ción del templo de Jerusalén por las legiones romanas, y de la misma generación que poco después iniciaba la, reconstrucción del judaísmo talmúdico  en Yabneh. Pero murió excomulgado. Este extracto servirá para entender un poco lo que el talmudismo espera del mahometanismo, las relación musulmán hebrea fueron en su mayoría amigable hasta el auge del noahadismo occidental (que empezó con la Deforma protestante) y el sionismo. 

Fuente: CapturaLIBROMIDRAS


Lo que haràn los ismaelitas al final de los dìas. La apariciòn del mesìas

Decía Balaam: ‘El Santo, bendito sea, ha puesto su Nombre en Israel’, y como quiera que el Santo, bendito sea, ha hecho el nombre de Ismael parecido al nombre de Israel, iay del que viva en sus días!, como está dicho: “Ay, quién vivirá cuando ‘El haga tal!” (Nm 24,23).”

R. Yismael decía: Los hijos de Ismael habrán de hacer quince cosas en la tierra al final de los días, que éstas son: medirán la tierra con cordeles; convertirán los cementerios en. estercoleros, aprisco del reba­ño; con ellos  y desde ellos medirán las cimas de los montes: la falsedad aumentará; la verdad será escarnecida; el precepto  se alejará de Israel; los pecados de Israel aumentarán; el gusano de la púrpura se meterá en el yugo mientras papel y pluma languidecen, la moneda del reino será desechada; reedificarán las ciudades desoladas; abrirán caminos; plantarán huertos y jardines; amurallarán las brechas de las murallas del santuario; construirán un edificio en el Templo;( NOTA: La mezquita de Omar)comenzó a construirla el califa Abd al-Malik el 684 ó 687 y  fue terminada en el 690-691. Jerusalén fue tomada por los musulmanes el 638.) al final dos príncipes hermanos surgirán contra ellos. Más en sus días surgirá el retoño del hijo de David,( NOTA: Se debe recordar que el mesías talmúdico es el anticristo) según está dicho: “Y en los días de estos reyes suscitará el Dios del cielo un reino que jamás será destruido” (Dan 2,44). “

Aún continuaba R. Yismael diciendo: Los hijos de Ismael empren­derán tres guerras terribles al final de los días, como está dicho: “Van huyendo delante de las espadas, [de la espada afilada, de los arcos tensos, de la lucha encarnizada]” (Is 21,15); las espadas son las guerras: una en la selva de Arabia —según se dice: “delante de la espada afilada”—, otra en el mar —según se dice: “delante de los arcos tensos”—, y otra, más encarnizada que las otras dos, que será en la gran ciudad —”que es en Roma”—, según se dice: “delante de la lucha encarnizada”. Y desde allí brotará el hijo de David contemplando la destrucción de unos y otros, y desde allí vendrá a la tierra de Israel ( NOTA: El mesías talmúdico es el anticristo), como así está dicho: “¿Quién es ése que viene de Edom, de Bosra con las ropas enrojecidas? ¿Quién es ése vestido de gala que avanza lleno de fuerza? Yo, que sentencio con justicia y soy poderoso para salvar” (Is 63,1).”

dabiq4.jpg

Portada de la edición n° 4 de la revista panfleto del EI:Dabiq con la bandera islamista encumbranda en la plaza de San Pedro ( La destrucción de Roma es una meta compartida por los islamistas {aunque en el islam Roma es un concepto difuso, puede tomarse como Constantinopla o el mundo occidental} y talmudistas {El triunfo del anticristo es la destrucción de Edom })

Anuncios