Augustin Lehmann o Lemann ( 1836 – 1909 ), sacerdote francés, hermano gemelo de Joseph Lémann, judíos de nacimiento. Famoso converso al catolicismo en 1854 junto con su hermano. Son muy interesantes sus anotaciones de que el sionismo y la masonería preparan el reino del anticristo.
Resultado de imagen para Augustin Lehmann
TRADUCCIÓN PROPIA

Tercera cuestión indecisa: El asiento del imperio del Anticristo.

Otra vez dos opiniones:

1. La primera se presenta con san Ireneo, que dice:”El Anticristo en el momento de su reinado, transferirá la sede de su imperio en la Jerusalén terrenal.(IRÉNÉE Adv. hœres., lib. V, cap. xxv.)

Después de San Ireneo figuran:

San Hipólito, Sulpicio Severus, Andreas obispo de Cesarea, Aretas, Rábano, Sanderus, Bellarmino, Becan, Viegas, Lessius, Ferrerius, Corn. Lapide y también el docto Suárez, he aquí las palabras: “Es de creer que el reino del Anticristo se establecerá especialmente entre los judíos, y él restaurará la ciudad de sus padres de quienes ellos siempre se vanagloriaron así como de su templo (SUAREZ De Antich., sect. V, obj. VI.) “.

Los partidarios de este punto de vista se basan:

a) En un texto del Apocalipsis que dijo que los dos testigos de Dios, Enoc y Elías, los opositores del Anticristo, serán puestos a la muerte en la gran ciudad, donde también nuestro Señor fue crucificado (Ap xi,7-8). JERUSALÉN, caracterización de estas palabras, llegamos a la conclusión de que si los dos testigos son asesinados en esta ciudad es que el Anticristo tendrá allí la sede de su imperio.

b) Este punto de vista todavía se basa en razones de conveniencia.

Como lo ha sido en Judea y especialmente en Jerusalén que Cristo, durante su vida terrena, estableció la sede de su imperio espiritual; ya que es donde nació, vivió, predicó, hizo sus milagros, estableció el Evangelio; allí ha sido crucificado, murió allí, resucitó, ascendió al cielo; dio origen a la Iglesia; en una palabra, que Él cumplió allí toda la economía divina predestinado desde la eternidad para la salvación de la humanidad: por todas estas razones, el Anticristo, inspirado por Satanás, volverá a realizar plenamente su misión infernal de adversario de Cristo, en todas las etapas de la vida del Salvador para combatirlos, borrarlos, destruirlos. Para este propósito, es Jerusalén, que él también establezca la sede de su imperio diabólico.

¿Además, si el Anticristo fuese de otra manera, podría ser aceptado como el mesías por los judíos, que sueñan con la gloria terrenal de Jerusalén e imaginan que esta ciudad se convierta, en el futuro, el asiento del imperio mesiánico ? Esta última razón parece fortificarse estos días, por la aparición del SIONISMO. Este es el programa: “¿Los tiempos no están llegando a reconstituir la nacionalidad judía para la que, desde el fondo de sus sinagogas y sus guetos, Israel no dejó de suspirar?” Una vasta asociación se formó pues entre los judíos creyentes en todo el mundo para recuperar Palestina y Jerusalén. Siete congresos ya se han celebrado en Basilea para encontrar maneras. El último, del 27 al 30 de julio 1905, fue particularmente interesante hasta el punto de vista que nos ocupa. Su majestad, el sultán de Constantinopla no se mostrando en absoluto favorable a los deseos de los sionistas, Inglaterra había ofrecido amablemente un vasto terreno en Uganda, al este de África central, para tratar la formación de un estado judío autónoma . El Congreso, compuesto por más de ochocientos delegados del judaísmo mundial, aprobó por una amplia mayoría la siguiente resolución: “El Congreso mantiene firmemente los principios de su programa para establecer una patria para el pueblo judío en Palestina. Se rechaza cualquier acuerdo fuera de Palestina o de los países vecinos.”

“El voto del Congreso agradece al gobierno británico por su ofrecimiento de un territorio en África Oriental ( Archives Israélites, 10 août 1905, p. 249-252. – Voir notre ouvrage l’Avenir de JÉRUSALEM (Espérances et chimères) : Réponse aux Congrès Sionistes, Paris, librairie Poussielgue).”

¿Podría ser esta una ruta para el establecimiento de la sede del Anticristo en Jerusalén, a través de los futuros concursos de los judíos?

2. La segunda opinión designa a la Roma papal como sede del imperio, y aquí están sus argumentos:

Recuperando primero el texto de San Juan en relación con la muerte de los dos testigos (Ap. xi, 7-8) Enoc y Elías, dijo, y con razón, que no es concluyente. Se puede, en efecto, que estos dos testigos,fueran puestos a muerte en Jerusalén por orden del Anticristo, sin que éste tenga allí entonces el asiento de su imperio, y hasta sin que sea residente allí.

¿Roma, al contrario, al parecer no se indica? Aquí es donde, para elevar la oposición al verdadero Cristo, el Anticristo establecería la sede de su poder. Él ocuparía la Roma pagana devuelta, según la antigua tradición (Sur cette tradition, voir Cornel. à LAPIDE II EPÎTRE AUX THESSALONICINS II, 7. et Comm. sur l’APOCALYPSE ch. XVII, 1-2. – Dans l’édition Vivès, t. XIX. p. 155 et t. XXI, p. 307-309. Elle est adoptée, entre autres exégètes, par SIXTE DE SIENNE, BELLARMIN, ALCAZAR, SALMERON, SUAREZ – Cfr. Drach, Comment sur l’APOCALYPSE p. 127), y poniéndose delante de la cabeza de la Iglesia, resucitaría el imperio romano o latino. Parece que los que preparan el reinado del Anticristo, hayan concebido y adoptado este plan. Es en contra de Roma, de hecho, que se aglutinan, durante años, los esfuerzos de todas las sectas masónicas. Al volver a ser Roma pagana sería la etapa preparatoria para el reino romano del Anticristo. Un alocución grave de León XIII da a reflejar. Es en el consistorio del 30 de junio de 1889 que ha sido pronunciada:
“Es doloroso constatar que en esta gran ciudad en la que Dios estableció la casa de su Vicario resuene el elogio de la razón humana en la revuelta contra Dios, que allí donde el mundo entero ha sido instruido a pedir los principios puros del Evangelio y los consejos de la salvación, hoy por el efecto de un trastorno criminal, errores de culpabilidad y la herejía misma sean consagrados impunemente por estatuas. Los acontecimientos nos han llevado a este punto que vemos la abominación de la desolación en el lugar santo … Es a un hombre impío y a la pérdida de costumbres que se eleva un monumento (Se erigió una estatua a Giordano Bruno). Esta ciudad de Roma, que siempre ha afirmado y asegurado la sede gloriosa de los romanos pontífices, quieren hacer la cabeza de una nueva impiedad al fundar el culto absurdo e insolente de la razón humana como un hecho divino.”

El dolor que León XIII vierte de esta manera en el Sacro Colegio, expresó unos años más tarde ,el 8 de diciembre de 1892, al pueblo italiano en su conjunto:”¿Podemos ver sin llorar la parte más privilegiada del rebaño de nuestro adorable Redentor, un pueblo que siempre se mantuvo fiel durante diecinueve siglos, hoy expuesto a todo hora al peligro inminente de apostasía y arrastrado en el camino de errores y vicios, de miserias materiales y de abyeccions morales? … ¿Pero de dónde viene esta guerra? En su mayoría se trata de esta SECTA MASÓNICA de la que hemos mantenido a lo largo del Encíclica HUMANUM GENUS, del 20 de abril de 1884, y más recientemente el 15 de octubre de 1890, nos dirigimos a los obispos, clero y pueblo de Italia. Para estas cartas, hemos arrancado la máscara de la que la MASONERÍA estaba cubierta delante del pueblo, y la desvelamos en su horrible deformidad, en su obra tenebrosa y funesta… Gracias a las conspiraciones, la corrupción y la violencia, se las arregló para dominar Italia y Roma en sí … (Carta de Su Santidad León XIII al pueblo italiano, el 8 de Diciembre de 1892 – Como prueba de las quejas legítimas de León XIII, se lee el siguiente documento, el Gran Maestro de la Masonería, LEMMI, documento que fue distribuido  a todos los masones de Italia.
“… De T … 10 de octubre de, 1890.
“A los venerables hermanos de las logias italianas ,” el edificio que FF … están en camino de elevar en el mundo no puede ser considerado como un buen punto alcanzado mientras los FF … de Italia no hayan regalado a la humanidad los escombros de la destrucción del gran enemigo.
“La empresa está avanzando rápidamente en Italia ….. Se aplicó el cincel en el último refugio de la superstición, y la fidelidad de F … 33 .. que es la cabeza del poder político (Sr. Crispi) nos es una garantía de que el Vaticano cae bajo nuestro martillo vigorizante.
“Pero es necesario que durante las próximas elecciones políticas, cuatrocientos FF … al menos entren en la cámara legislativa como diputados ….. Los últimos esfuerzos más recientes se encontrará con mayores obstáculos del lado del jefe de los sacerdotes y de su viles esclavos ……
“El G … O … invoca el genio de la humanidad para todos los FF … trabajando con toda su fuerza para dispersar las piedras del VATICANO para construir con ellas el templo de la nación emancipada.
“El G … O … del valle del Tíber”)
En la Encíclica HUMANUM GENUS, recordada por el augusto Pontífice y uno de los primeros de su pontificado ya estaba esta solemne advertencia:

“En el espacio de un siglo y medio, la secta de los masones ha hecho un progreso increíble. Al emplear tanto la audacia y astucia,  ha invadido todas las filas de la jerarquía social y comienza a establecer, en el seno de los estados modernos, un poder que es casi equivalente a la soberanía … con respecto a la Sede Apostólica y el romano Pontífice, la enemistad de estos sectarios redobló de intensidad. Después, bajos pretextos falsos, despojó al Papa de su soberanía temporal, necesaria garantía de su libertad y derechos, que lo redujo a una situación a la vez injusto e intolerable, hasta que finalmente, en los últimos tiempos, los instigadores de estas sectas han llegado al punto que era desde mucho tiempo la meta de sus diseños secretos: que ha llegado el momento de quitar el poder sagrado de los romanos Pontífices y destruir completamente  el papado que es de institución divina … (Encíclica HUMANUM GENUS. S.S. León XIII, 20 de Abril, 1884). “
A ambas opiniones expuestas, el acontecimiento cumplido dará una solución perentoria. Hasta esta época, permanece indecisa.
Si Jerusalén se convierte en el asiento del imperio del Anticristo, sus promotores principales habrán sido los judíos; si es Roma, serán los masones.
Anuncios