Sin título

Se le concedió poderío sobre toda tribu, lengua y pueblo, y la adoraron todos los que habitan en la tierra, cuyo nombre no está escrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado. El que tenga oídos, que oiga: el que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir. Hará que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal había sido curada. Seguir leyendo “Beato De Liebana – Comentarios Al Apocalipsis fragmento CÓMO SE CONOCERÁ AL ANTICRISTO CUANDO COMIENCE A REINAR EN TODO EL MUNDO”

Anuncios