En el octavo libro de la Odisea se lee que los dioses tejen desdichas para que a las futuras generaciones no les falte algo que cantar; la declaración de Mallarmé: El mundo existe para llegar a un libro, parece repetir, unos treinta siglos después, el mismo concepto de una justificación estética de los males. Seguir leyendo “DEL CULTO DE LOS LIBROS en Otras inquisiciones por Jorge Luis Borges”

Anuncios